Logo
News HR #8M: una oportunidad para promover la equidad en el ecosistema tecnológico

#8M: una oportunidad para promover la equidad en el ecosistema tecnológico

23 Apr, 2024 · 10 minute read

Share

Facebook Twitter Linkedin

El 8 de marzo conmemoramos el Día Internacional de la Mujer Trabajadora en memoria de las 129 mujeres que en 1908 se organizaron para luchar por sus derechos laborales. Hoy, 115 años después, seguimos cambiando el mundo y trabajando todos los días para que sea un lugar más equitativo, diverso y con más oportunidades para todos, sin importar el género. Sin embargo, creemos que aún quedan muchas cosas por hacer. Por eso, es importante introducir en las organizaciones la reflexividad sobre la relación entre las mujeres, la formación y el trabajo en tecnología y los estereotipos que se siguen reproduciendo en la actualidad. 


Al respecto, Chicas en Tecnología (CET), organización de la sociedad civil sin fines de lucro que tiene como propósito reducir la brecha de género en tecnología en Argentina y en América Latina; llevó a cabo una investigación: “Una carrera desigual: la brecha de género en el sistema universitario de Argentina”. Entre los principales hallazgos, reportaron el hecho de que solo el 34% del estudiantado de disciplinas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática) y el 17% del estudiantado de programación son mujeres. Entre otras conclusiones, la investigación también menciona que la evolución histórica de los indicadores muestra el crecimiento de la brecha de género en carreras de programación.


En este sentido, y a partir de estos datos, como organización perteneciente al sector IT consideramos sumamente importante conocer de primera mano lo que sucede y, de esta manera, reflexionar y actuar en pos de contribuir al cambio desde adentro. Por eso, nos propusimos hablar con colaboradoras de nuestro equipo Tech para conocer sus experiencias en sus trayectos de formación y laborales y con nuestra Talent Acquisition Analyst para indagar sus percepciones a la hora entrevistar mujeres para puestos IT. 


¿Por qué hay menos mujeres en las carreras STEM y de programación? 


En la investigación de Chicas en Tecnología, se mencionan las causas que los estudios de género atribuyen a la baja participación de las mujeres en las carreras STEM. 


Sobre este punto, Romi Racca, Ingeniera Informática y Specialist Manager de Jemersoft, nos cuenta que al momento de decidir qué estudiar comenzó a escuchar que cada vez se nombraban más las carreras de telecomunicaciones e informática, sobre las cuales desconocía. La curiosidad la llevó a averiguar al respecto, a interiorizarse en los planes de estudio y en el perfil que tendría el egresado. Así llegó a Ingeniería Informática: “no conocía otras personas que estuvieran cursando esa carrera, no hubo un referente o mentor que la incentive”. Sobre las opiniones de su entorno en relación a su decisión, agrega que su familia y amistades no entendían mucho al respecto de qué trataba, pero no fue motivo de desanimación: “siempre he recibido el apoyo de mi entorno en hacer lo que me gustaba. Mientras a mi me gustara la carrera que cursaba el apoyo siempre ha estado presente”. 


Jennie Buitrago, Software Engineer de nuestro equipo Tech, nos cuenta que su interés en este mundo surgió por su hermano mayor, quien estudió Ingeniería en Sistemas. Cuando era adolescente, “pasaba horas al lado de él curioseando lo que hacía, pero nunca me atreví a involucrarme más que eso”. Sus deseos para su futuro laboral se vieron influenciados por estereotipos de género desde niña, cuando quería ser Marino Mercante, como su papá: “obviamente mi madre no me lo permitió, decía que era una carrera “para hombres”. Estudió artes y música, al ser una de sus pasiones, pero no era lo que quería desarrollar a nivel laboral. Años después de recibirse, renació su interés por la programación: “pero tampoco me atreví, recibí tantas críticas en ese momento que eso alimentó mi inseguridad al respecto”. Cuando se decidió por comenzar a estudiar programación, recibió comentarios negativos al respecto: “le comente a un par de amigos quienes fueron muy escépticos, inclusive a uno de ellos le causó gracia y dijo que era una tontería, que no perdiera el tiempo en eso”. Durante sus primeros meses estudiando no le dijo a nadie, solo lo sabía su pareja y un par de conocidos a quienes les pedía consejos. Más adelante el panorama cambió: “cuando me animé a contarle a mi hermano ya estaba más avanzada en mis conocimientos, ya estaba buscando trabajo. Él se sintió muy sorprendido y contento. Recibí mucho apoyo en ese momento”.  


Experiencias cursando y estudiando en tecnología


Romi nos cuenta que “al momento de comenzar a cursar éramos muy pocas mujeres en la carrera, como sucede en gran parte de las ingenierías. Del mismo modo que son pocos hombres en las carreras de idiomas o psicología. En un momento de la carrera llegamos a ser dos mujeres en todo el curso pero no fue algo que viví como una preocupación ya que tuve la suerte de tener excelentes compañeros a lo largo de toda la carrera”. 


El caso de Jennie fue similar: “en mis primeros dos cursos grupales (Javascript Avanzado y React) fui la única mujer en grupos de 20 personas aproximadamente y en mi primer empleo también: en realidad fui la primera mujer en trabajar con ese equipo como Dev, en esa empresa, no lo podía creer”. 


Sobre los estereotipos que más se reproducen en la actualidad en relación a las mujeres dentro del mundo IT


Romi considera que uno de los estereotipos “tiene que ver con suponer que hay ciertos roles, puestos, formas de trabajo u horarios que algunas mujeres no van a querer asumir, por lo tanto, cuando se conforma un equipo, no se les ofrece participar porque se presume que no van a aceptar”. 


Por su parte, Jennie recibió tales estereotipos en forma de comentarios en primera persona: “recuerdo que una vez un amigo que es Dev Senior, a quien estimo mucho, me dijo que se me iba a hacer cuesta arriba por ser mujer, que pocas empresas contratan mujeres en programación acá en Latinoamérica”. Por otro lado, considera que “el gremio IT, según mi propia experiencia, es en general muy abierto, muy generoso, a diferencia de otras áreas en las que he trabajado (...) sí es cierto que hay muy pocas mujeres todavía, lo que me hace pensar que los estereotipos o quizás el temor, están más presentes en la comunidad femenina, siento que es como una carga del pasado que se ha arrastrado incluso hasta nuestra generación, y eso es algo que tenemos que romper, comenzando por nosotras mismas, por combatir nuestros propios miedos y nuestros propios estereotipos”. 


¿Qué pasa en el ámbito laboral?


Al momento de tener entrevistas de trabajo, Romi notó diferencias más que nada en las preguntas que le hacían en comparación a las que le hacían a sus compañeros hombres: “por ejemplo, en la primera instancia de entrevista, me preguntaban si tenía hijos o si pensaba tenerlos, si vivía en pareja, en caso de tener hijos cómo sería la dinámica familiar del cuidado de ellos”. 


Jennie, por su lado, afirma: “siempre me han tratado con mucho respeto e igualdad durante las entrevistas”.


Agus Martínez, Talent Acquisition Analyst de Jemersoft, considera que “es importante llamar a las mujeres a pensarse en la tecnología... Es un sector donde hay grandes oportunidades para crecer profesionalmente. Hay una gran demanda de perfiles no satisfecha”. También agrega: “los equipos más diversos fomentan la innovación, el crecimiento y generan resultados positivos. Por lo tanto, desde las organizaciones es fundamental promover la diversidad, crear y disponer de un ambiente laboral que permita que las mujeres puedan aportar todo su potencial, desarrollar su crecimiento y llegar a puestos de liderazgo sin barreras”


Las tres colaboradoras coinciden en que la brecha de género en los puestos de trabajo IT se está achicando. Romi afirma que “aunque son pocas las mujeres que trabajan en áreas tecnológicas, existe una tendencia de crecimiento. También considero que cada vez es menor la brecha salarial”. Al respecto, Jennie sostiene: “hoy siento que hay muchísimas más mujeres atreviéndose a estudiar y aprender de esta área”. Para Agus, “si bien la brecha de género es evidente, cada vez son más las mujeres que deciden incursionar en el mundo tecnológico y participar de los procesos”. 


En Jemersoft, trabajamos por promover la equidad día a día. Uno de los hitos más importantes de nuestra empresa es el hecho de que el 50% de los líderes son mujeres. 


¿Qué consejo le darías a alguien que está por estudiar algo vinculado a tecnología o se encuentra en la búsqueda laboral?


“A quien esté por comenzar sus estudios o se encuentre en la búsqueda laboral en puestos de tecnología: hoy en día el abanico de posibilidades es muy amplio, se cuenta con mucha más información al respecto y mayor variedad de cursos y carreras y las posibilidades laborales cada vez son mayores para diferentes gustos.”  Romi Racca


“Que el ser mujer u hombre no tiene nada que ver, y si en algún momento alguien te hace sentir que es así, no es el camino correcto. Pero que no se rinda, y no permita que nadie le haga sentir incapaz.” Jennie Buitrago 


“Les aconsejaría que sigan adelante, que puedan identificar qué les gustaría hacer dentro del rubro y aprovechen cada oportunidad. Tenemos que aspirar a la igualdad, estamos avanzando en esa dirección. Aún queda mucho camino por recorrer y una parte del cambio empieza por nosotras mismas… trabajando por aquello que nos motiva, confiando en nuestras capacidades y haciendo valer nuestro trabajo.” Agus Martínez


Para concluir 


Como mencionamos a lo largo de esta nota, el cambio está ocurriendo hace tiempo, pero no tenemos que bajar el ritmo. Especialmente en las organizaciones de la industria IT, es importante promover la participación de las mujeres. En primer lugar, en el ámbito de estudio y formación, en las carreras STEM y de programación. De esta manera, aumentará el número de graduadas y de profesionales que podrán insertarse en el mercado laboral Tech, cubriendo vacantes insatisfechas, lo que supone un mayor abanico de  perspectivas, puntos de vista e ideas al interior de los equipos. Esto se traduce en mayor innovación y, por lo tanto, en la provisión de mejores soluciones a las necesidades de la sociedad. 


Referencias:

CET (2022), Una carrera desigual: la brecha de género en el sistema universitario de Argentina. CET y NCR Foundation: Buenos Aires.

Share

Facebook Twitter Linkedin