Logo
News Infraestructura El desafío de la nube

El desafío de la nube

23 Apr, 2024 · 10 minute read

Share

Facebook Twitter Linkedin

Introducción

La nube se ha convertido en una opción atractiva para muchas organizaciones que buscan modernizar sus infraestructuras de tecnología de la información y mejorar la eficiencia y escalabilidad de sus operaciones. 

Migrar las aplicaciones y datos a la nube puede proporcionar beneficios significativos, incluyendo mayor flexibilidad, reducción de costos y una mayor agilidad empresarial. Sin embargo, también puede presentar una serie de desafíos, desde la integración con sistemas existentes hasta la gestión de la seguridad y el cumplimiento normativo. 

En este artículo, exploraremos los beneficios y desafíos de migrar a la nube.


¿Qué es la computación en la nube?

La nube o computación en la nube (Cloud Computing en inglés) es un término utilizado para describir una infraestructura IT que se encuentra alojada en servidores remotos bajo demanda y accesible a través de Internet con un esquema de pago por uso. 

A diferencia de las infraestructuras on-premise, en las que los recursos de IT se alojan en centros de datos físicos locales y son gestionados por el equipo interno de una organización, los recursos en la nube son proporcionados y gestionados por un proveedor de servicios de nube. Esto significa que los usuarios pueden acceder a ellos desde cualquier lugar.


Beneficios

La migración de infraestructuras IT a la nube nos ofrece una serie de beneficios clave que pueden mejorar la eficiencia y reducir los costos. Algunos de los más importantes son:


  1. Escalabilidad: con la nube, es posible escalar los recursos de forma rápida y sencilla en función de las necesidades de la empresa. Esto significa que no hay necesidad de preocuparse por la infraestructura subutilizada o la falta de capacidad en momentos críticos.

  2. Agilidad: la nube nos da la capacidad de adaptarnos a los cambios en el mercado de forma más rápida y efectiva. Nos brinda la posibilidad de agregar o eliminar servicios sencillamente.

  3. Reducción de costos: al migrar a la nube, podemos reducir los costos de infraestructura al no tener que invertir en hardware y software costosos, adquiriendo solo los servicios que utilizamos. Por otra parte, disminuyen a nivel operativo, al no tener que administrar la infraestructura.

  4. Seguridad: la nube nos ofrece un alto nivel de seguridad para los datos de manera estándar. Los proveedores poseen expertos en seguridad que pueden proteger nuestros datos de amenazas internas y externas.

  5. Disponibilidad: la nube nos ofrece una alta disponibilidad de los recursos en cualquier región geográfica. Los usuarios pueden acceder a ellos en cualquier momento y desde cualquier lugar. Esto puede mejorar la productividad y la colaboración en toda la organización.

  6. Mejora del rendimiento: la nube nos permite mejorar el rendimiento de las aplicaciones y servicios mediante la implementación de infraestructuras de última generación.

  7. Innovación: la nube nos da la posibilidad de innovar y experimentar con nuevas tecnologías sin tener que invertir en infraestructura costosa.



Desafíos

Durante el proceso de migración a la nube pueden presentarse una serie de desafíos que debemos saber abordar con una planificación cuidadosa y una ejecución minuciosa. De esta manera, podremos superarlos y lograr una transición exitosa a la nube.


Cambio cultural y resistencia al cambio

El cambio cultural es uno de los desafíos más comunes que las empresas pueden enfrentar durante la migración a la nube. Puede ser difícil para algunos empleados adaptarse a nuevas tecnologías y procesos, especialmente si han estado utilizando sistemas locales durante mucho tiempo.

La resistencia al cambio puede manifestarse de diferentes maneras, como la falta de interés o entusiasmo por la migración, la negación de la necesidad de cambiar o la preocupación por la seguridad de los datos en la nube. Los empleados pueden sentirse inseguros sobre cómo el cambio afectará su trabajo diario, su rol en la empresa o incluso su trabajo en sí.

Muchas organizaciones en las que existen áreas con una estructura más clásica (DBA, Sistemas, Redes de información, etc.) deben reestructurar las funciones de éstas para adaptarlas a los nuevos paradigmas más dinámicos que ofrece la nube. La infraestructura se convierte en “descartable” con la ayuda de prácticas como DevOps, CI/CD e infraestructuras como código (IaC). Por lo tanto, estas áreas clásicas toman un rol de gestores de la calidad y facilitadores de nuevas prácticas y arquitecturas que le permitan a los equipos técnicos y de desarrollo evolucionar de manera ágil sin sacrificar calidad.

Para superar la resistencia al cambio, es fundamental involucrar a los empleados en el proceso de migración desde el principio y comunicarles claramente los beneficios de la misma. Esto les dará la oportunidad de hacer preguntas y aclarar cualquier inquietud que puedan tener. También es importante proporcionar capacitación y soporte adecuados para asegurarse de que los colaboradores estén cómodos y confiados en el uso de los nuevos sistemas y procesos.

Además, es importante contar con líderes de equipo y gerentes que respalden el cambio y puedan inspirar y motivar a los empleados a adaptarse a los nuevos procesos y tecnologías. La gestión del cambio puede ser un proceso continuo y es importante estar preparado para manejar cualquier resistencia o problema a medida que surjan, durante y después de la migración.


Integración con sistemas y migración de los datos

Uno de los desafíos más importantes que aparecen durante la migración a la nube es la integración de los sistemas existentes con los nuevos sistemas de la nube. Esto puede ser especialmente difícil si son complejos y personalizados, y si hay muchos sistemas diferentes que deben integrarse.

Para reducir el riesgo durante la adopción de cloud, es necesario determinar cómo se integrarán los sistemas existentes con los nuevos y asegurarse de que se realicen pruebas adecuadas antes de la migración.

La migración de datos es otro desafío que puede surgir. El proceso puede ser complejo y requiere una planificación cuidadosa para asegurarse de que se migren todos los datos necesarios sin interrupciones en el servicio. Además, es importante verificar que estén seguros durante todo el proceso.

Para superar este desafío, se deben identificar los datos críticos y establecer un plan claro para su migración. Es importante asegurarse de que se realicen copias de seguridad de los mismos y pruebas exhaustivas de recuperación para garantizar una mudanza efectiva.

También es importante tener en cuenta la compatibilidad de los formatos de datos entre los sistemas existentes y los sistemas de la nube. En algunos casos, puede ser necesario realizar conversiones de formatos de datos para asegurarse de que la migración se realice correctamente.


Seguridad en la nube

Muchas personas creen que el hecho de mudarse a la nube implica perder el control de sus datos, o bien, que el proveedor tiene acceso total a éstos. En otras ocasiones, tienen la idea de que la responsabilidad de la seguridad de la nube es 100% del proveedor. 

Lo cierto es que ninguna de estas afirmaciones son correctas. Los proveedores de servicios cloud tienen políticas de privacidad de la información cuidadosamente redactadas que garantizan la titularidad y control de los datos por parte de sus clientes. Además, en la nube, la seguridad responde a un “modelo de responsabilidad compartido” en el que el proveedor es el responsable de proteger la infraestructura (hardware, software, red, etc.) sobre la que corren todos los servicios ofrecidos, es decir, la “seguridad de la nube”. Por otra parte, las organizaciones son responsables de brindar seguridad de los recursos que contraten, es decir, la “seguridad en la nube”.

AWS Share Responsability Model


La seguridad y el cumplimiento normativo son desafíos importantes que se deben abordar durante la migración a la nube. Cuando las empresas migran sus sistemas y datos a la nube, es fundamental garantizar que se mantengan seguros y que se cumplan todas las regulaciones y normas aplicables.

Uno de los principales desafíos de seguridad en la nube es asegurarse de que los datos estén protegidos contra ciberataques y amenazas a la seguridad. Los proveedores de nube ofrecen robustas medidas de seguridad como la autenticación de usuarios, el cifrado de datos y el monitoreo de seguridad, pero es importante que las empresas comprendan sus responsabilidades en cuanto a la seguridad de los datos.

Además, es importante asegurarse de que se cumplan los requisitos de cumplimiento normativo, como los estándares de seguridad de la información y las regulaciones de privacidad de datos. Algunas regulaciones comunes que se deben cumplir incluyen la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros Médicos (HIPAA) y el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR).

Para abordar estos desafíos, es importante trabajar con proveedores de servicios en la nube confiables y de buena reputación, que ofrezcan garantías de seguridad y cumplan con los estándares de seguridad y privacidad de datos aplicables. También es clave desarrollar políticas y procedimientos claros para la seguridad y el cumplimiento, y educar a los empleados sobre los riesgos y los protocolos de seguridad adecuados.


Conclusión

La migración a la nube puede ser una tarea desafiante, pero con una planificación cuidadosa y la adopción de mejores prácticas, las organizaciones pueden aprovechar los beneficios de la nube, como la escalabilidad, la resiliencia y la flexibilidad. Es importante tener en cuenta los desafíos, como la gestión de la seguridad y el cumplimiento normativo, la integración con sistemas existentes y la resistencia al cambio, y abordarlos adecuadamente. 

Al seguir las mejores prácticas, como la adopción de una arquitectura basada en la nube, la elección del proveedor de nube adecuado, la implementación de medidas de seguridad y la monitorización y optimización continuas, las empresas pueden asegurarse de una migración exitosa y aprovechar al máximo los beneficios de la nube. 

¡No dudes en comenzar hoy mismo tu proceso de migración a la nube y llevar tu negocio al siguiente nivel!


Alejandro Bostico - Infrastructure Leader at Jemersoft

Share

Facebook Twitter Linkedin